Lunes, 7 de Marzo de 2022

Cada andaluz depositó más de 47 envases de vidrio en el contenedor verde en 2021, una ligera mejora respecto al ejercicio anterior pero aun por debajo de la media española

A pesar del crecimiento favorable de los últimos años, la región continua por debajo de la media estatal en términos de recogida selectiva de estos residuos.

Camarero reciclando envases de vidrio con cubo
  • Los andaluces separaron selectivamente a través del contenedor verde 117.383 toneladas de residuos de envases de vidrio, lo que sitúa la aportación de cada ciudadano en casi 14 Kg/habitante
  • Por provincias, Málaga y Sevilla son las que más han reciclado con 17,4 Kg y 13,1 kg/habitante respectivamente, seguidas de Granada (12,7 Kg/hab), Cádiz (12,1 Kg/hab), Jaén (11,9kg/habitante) Almería (10,6 Kg/hab), Huelva (10,3 kg/hab) y Córdoba (9,7 kg/hab).
  • A pesar del crecimiento favorable de los últimos años, la región continua por debajo de la media estatal en términos de recogida selectiva de estos residuos.

Sevilla, 7 de marzo de 2021.- Ecovidrio, entidad sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclado de residuos de envases de vidrio en España, ha publicado los datos de recogida selectiva de estos residuos en Andalucía correspondientes al año 2021. Cada ciudadano andaluz recicló unos 47 envases por persona (14 kg/habitante), por debajo de la media española que se sitúa en 64 envases (19 kg/habitante).

El conjunto de la región incrementó un 3,5% las toneladas de recogida selectiva respecto a 2020 hasta alcanzar las 117.383 toneladas. Sin embargo, aún se encuentra un 2,5% por debajo de las cifras registradas en 2019 (prepandemia).

Para José Manuel Núñez – Lagos, director general de Ecovidrio: “A pesar de que Andalucía ha experimentado crecimientos muy significativos en los últimos años, sigue a la cola estatal en separación en origen. Sabemos que es necesario el esfuerzo de todos, pero necesitamos especialmente que los ediles municipales nos permitan dotar de más medios de reciclaje en las calles y que se implanten medidas más ambiciosas de obligatoriedad de reciclaje.  Andalucía debe ocupar el puesto que merece en el panorama ambiental de este país, dado su peso económico, poblacional, social y cultural. Ecovidrio cuenta con la ambición, los planes y la inversión preparados para acelerar el crecimiento y demanda la corresponsabilidad de todos para que den sus frutos en el corto plazo”. 

Por provincias, Málaga y Sevilla son las que más han reciclado con 17,4 Kg y 13,1 kg/habitante respectivamente, seguidas de Granada (12,7 Kg/hab), Cádiz (12,1 Kg/hab), Jaén (11,9kg/habitante) Almería (10,6 Kg/hab), Huelva (10,3 kg/hab) y Córdoba (9,7 kg/hab).

Cabe destacar el comportamiento especialmente positivo de la ciudad de Granada con un incremento en la recogida contenedor del 22% y Málaga (+11%). Durante los últimos años, las dos capitales han aumentado significativamente el parque de contenedores en su ciudad, han puesto en marcha acciones de seguimiento para fomentar el reciclaje obligatorio en su canal de hostelería y han hecho un esfuerzo extra de concienciación ciudadana, a través de campañas divulgativas. 

A día de hoy, la región cuenta con 38.088 contenedores verdes (un contenedor cada 222 habitantes) que hay repartidos por toda la región, 1.200 unidades más que en 2020.

Además de todo el vidrio depositado en los iglús por los ciudadanos, Ecovidrio ha recuperado complementariamente 11.942 toneladas de vidrio a través de diversas plantas de tratamiento de residuos urbanos en suelo andaluz. Se trata de envases de vidrio que no fueron separados correctamente en origen y terminaron en la basura. Si bien la recogida contenedor es la más eficiente y sostenible, con estas recuperaciones adicionales ha sido posible incorporar más material en el ciclo productivo para fabricar nuevos envases.

Beneficios ambientales del reciclado de residuos de envases de vidrio en Andalucía

Ante el contexto de emergencia climático actual, el reciclaje de envases de vidrio es un ejemplo perfecto de economía circular y de compromiso en la lucha contra el cambio climático. De hecho, gracias a reciclaje de envases de vidrio en Andalucía se ha logrado:

  • Evitar la emisión de 75.000 toneladas de CO2 equivalente a retirar 35.000 coches de la circulación durante un año.
  • Evitar la extracción de 155.200 toneladas de materias primas (arena, sosa y caliza), que ocuparían casi 8 veces el volumen de la Giralda de Sevilla.
  • Ahorrar 92.363 de energía, equivalente al consumo eléctrico de los hogares de la ciudad de Sevilla durante 1 mes.

Reciclaje de envases de vidrio en España

Durante 2021, en España se recogieron a través del contenedor verde un total de 884.097 toneladas de residuos de envases de vidrio, un 5% más que en el ejercicio anterior.  Estas cifras sitúan la aportación de cada ciudadano en casi 19 kilogramos por habitante (unos 64 envases por persona). Se trata de un resultado muy positivo en un contexto de incertidumbre que demuestra que la separación de los envases de vidrio continua en ascenso en España y que se trata de un hábito consolidado entre ciudadanía y profesionales hosteleros.

En todo el territorio español hay actualmente 240.302 contenedores verdes. Asimismo, cabe destacar que, además de todo el vidrio depositado en los iglús por los españoles, Ecovidrio ha podido recuperar 66.502 t de vidrio a través de plantas de tratamiento de residuos urbanos.

2022, Año internacional del Vidrio

La ONU ha declarado 2022, del Año Internacional del Vidrio. Este material ha jugado un papel fundamental en el desarrollo de la humanidad y ha sido crucial en el funcionamiento y la evolución de la arquitectura, la automoción, los artículos para el hogar y los envases. Hoy es un elemento esencial en sectores clave como el de la energía, la biomedicina, la agricultura, la electrónica, la información y las comunicaciones, la óptica o el sector aeroespacial, entre otros. Merece una mención especial el papel que ha jugado en la batalla contra la pandemia global de la COVID-19, actuando como envase contenedor de las vacunas a consecuencia de sus características de resistencia a temperaturas extremas y a diferentes grados de PH y acidez.  

Respecto al envase de vidrio y en un contexto de emergencia climática y necesidad de una transición a una economía más circular, es especialmente destacable como material natural, circular y 100% reciclable de envase a envase.