Lunes, 14 de Marzo de 2022

Granada se sitúa, por primera vez, entre las diez capitales más recicladoras de envases de vidrio de España

Se recogieron selectivamente a través del contenedor verde 4.636 t, casi un 22% más que en 2020 lo que la sitúa como la tercera ciudad que más creció en 2021.

Botella transparente
  • Con una aportación media de 20 kg de envases de vidrio por habitante en 2021, la ciudad de Granada ocupa la novena posición del ranking general de capitales de provincia
  • Se recogieron selectivamente a través del contenedor verde 4.636 t, casi un 22% más que en 2020 lo que la sitúa como la tercera ciudad que más creció en 2021.
  • Gracias al reciclaje de envases de vidrio en Granada se ha evitado la emisión de 2.700 t de CO2, una cantidad equivalente a retirar de la circulación 1.250 coches de la circulación durante un año.

Granada, 14 de marzo de 2021.- Ecovidrio, entidad sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclado de residuos de envases de vidrio en España y el Ayuntamiento de Granada han presentado hoy los datos de recogida selectiva de envases de vidrio correspondientes a 2021. De media, cada granadino depositó en el contenedor 68 envases de vidrio, unos 20kg de vidrio, un dato muy por encima de la media andaluza (14kg/hab) y en línea con la media nacional (19kg/hab).

Granada vuelve a situare como la capital de provincia más recicladora de Andalucía, pero es la primera vez que entra en el ranking de las 10 más recicladoras de todo el país con la novena posición. Esta clasificación está liderada por aquellas ciudades que experimentan excelentes volúmenes de aportación de residuos de envases de vidrio por ciudadano en el contenedor verde. Es el caso de Donostia- San Sebastián con 36,2kg/hab y Pamplona con 27,3kg/hab al año. En tercera y cuarta posición destacan Bilbao (24,3kg) y Girona (22,9kg/hab) respectivamente, seguidas de Vitoria (22,8kg/hab), Palencia (22y,4kg/hab), Barcelona (21,7kg) y Palma (21,1kg/hab). Granada es la única ciudad andaluza que entra en el ranking (20 kg/hab) seguida de Santander con 19,5kg/hab.

La recogida selectiva de residuos de envases de vidrio a través del contenedor batió récord en su historia y se situó en 4.636 t, casi un 22% más que en 2020. Estos resultados colocan a Granada como la tercera ciudad que más creció en 2021, solo por detrás de Santander (36%) y Pamplona (25%) y supera los volúmenes previos a la pandemia. Cabe destacar que el año pasado no se recuperó la plena normalidad y se siguieron produciendo restricciones que afectaron a la generación de residuos en el canal HORECA principalmente, por lo que estos datos son doblemente positivos y demuestra que la separación de los envases de vidrio continua en ascenso y que se trata de un hábito consolidado entre ciudadanía y profesionales hosteleros.

Estos datos se han conocido hoy en un acto de prensa que ha contado con la participación de Jacobo Calvo, Concejal Delegado de Medio Ambiente, Mantenimiento y Educación del Ayuntamiento de Granada; Juan Carlos González Molina, director general de Mantenimiento, Medio Ambiente y Educación del Ayuntamiento de Granda; y Jesús Gutiérrez, gerente de zona de Ecovidrio.

El reciclaje de envases de vidrio es un elemento clave en la lucha contra el cambio climático y la descarbonización de nuestra economía. También es imprescindible en la transición a un modelo de desarrollo más circular y arraigado en la Agenda 2030. De hecho, gracias al reciclaje de envases de vidrio en Granada se ha evitado la emisión de 2.700 t de CO2, una cantidad equivalente a retirar de la circulación 1.250 coches de la circulación durante un año.

Apuesta por la hostelería y la contenerización, palancas para el crecimiento

La apuesta por la contenerización del Ayuntamiento, en colaboración con Ecovidrio, ha sido clave para facilitar la labor a los ciudadanos y mejorar las ratios de recogida selectiva de envases de vidrio. Solo en los últimos dos años se han instalado 377 nuevos contenedores, lo que supone una ampliación del parque del 50%.

La hostelería genera más de la mitad de los residuos de envases de vidrio que se ponen en el mercado. Por ello, el trabajo de movilización, información y planes operativos intensivos diseñados específicamente para este sector es una de las prioridades estratégicas de Ecovidrio y sus mayores áreas de conocimiento. Ecovidrio visitó sólo el año pasado 860 establecimientos repartidos por toda la ciudad para facilitar la labor del reciclado.

La entidad prevé ampliar este trabajo de campo con campañas informativas sobre de la mano del ayuntamiento para informar sobre las ordenanzas municipales que establecen la obligatoriedad de reciclaje. Además, se ampliará la recogida puerta a puerta para hostelería y se instalarán puntos especiales en el centro histórico que mejoren la recuperación de envases de vidrio de forma sencilla y estética en un entorno como este.

Otra de los factores es la confianza del consistorio en Ecovidrio para la gestión directa de la recogida selectiva de los contenedores verdes, una modalidad que está presente en el 60% de los municipios españoles. De esta forma, Ecovidrio y el ayuntamiento trabajan estrechamente en los estudios de contenerización, los análisis de productividad y garantiza, por parte de Ecovidrio, el control de las frecuencias de recogida para maximizar los resultados.

Reciclaje de envases de vidrio en Andalucía

Cada ciudadano andaluz recicló unos 47 envases por persona (14 kg/habitante), por debajo de la media española que se sitúa en 64 envases (19 kg/habitante). El conjunto de la región incrementó un 3,5% las toneladas de recogida selectiva respecto a 2020 hasta alcanzar las 117.383 toneladas.

Por provincias, Málaga y Sevilla son las que más han reciclado con 17,4 Kg y 13,1 kg/habitante respectivamente, seguidas de Granada (12,7 Kg/hab), Cádiz (12,1 Kg/hab), Jaén (11,9kg/habitante) Almería (10,6 Kg/hab), Huelva (10,3 kg/hab) y Córdoba (9,7 kg/hab).

Además de todo el vidrio depositado en los iglús por los ciudadanos, Ecovidrio ha recuperado complementariamente 11.942 toneladas de vidrio a través de diversas plantas de tratamiento de residuos urbanos en suelo andaluz. Se trata de envases de vidrio que no fueron separados correctamente en origen y terminaron en la basura. Si bien la recogida vía contenedor es la más eficiente y sostenible, con estas recuperaciones adicionales ha sido posible más material en el ciclo productivo para fabricar nuevos envases.

El reciclaje de envases de vidrio es un ejemplo perfecto de economía circular y de compromiso en la lucha contra el cambio climático. De hecho, gracias a reciclaje de envases de vidrio en Andalucía se ha logrado evitar la emisión de 75.000 toneladas de CO2 equivalente a retirar 35.000 coches de la circulación durante un año.

Reciclaje de envases de vidrio en España

Durante 2021, en España se recogieron a través del contenedor verde un total de 884.097 toneladas de residuos de envases de vidrio, un 5% más que en el ejercicio anterior.  Estas cifras sitúan la aportación de cada ciudadano en casi 19 kilogramos por habitante (unos 64 envases por persona). Se trata de un resultado muy positivo en un contexto de incertidumbre que demuestra que la separación de los envases de vidrio continua en ascenso en España y que se trata de un hábito consolidado entre ciudadanía y profesionales hosteleros.

En todo el territorio español hay actualmente 240.302 contenedores verdes. Asimismo, cabe destacar que, además de todo el vidrio depositado en los iglús por los españoles, Ecovidrio ha podido recuperar 66.502 t de vidrio a través de plantas de tratamiento de residuos urbanos.

Año internacional del Vidrio

La ONU ha declarado 2022, del Año Internacional del Vidrio. Este material ha jugado un papel fundamental en el desarrollo de la humanidad y ha sido crucial en el funcionamiento y la evolución de la arquitectura, la automoción, los artículos para el hogar y los envases. Hoy es un elemento esencial en sectores clave como el de la energía, la biomedicina, la agricultura, la electrónica, la información y las comunicaciones, la óptica o el sector aeroespacial, entre otros. Merece una mención especial el papel que ha jugado en la batalla contra la pandemia global de la COVID-19, actuando como envase contenedor de las vacunas a consecuencia de sus características de resistencia a temperaturas extremas y a diferentes grados de PH y acidez.  

Respecto al envase de vidrio y en un contexto de emergencia climática y necesidad de una transición a una economía más circular, es especialmente destacable como material natural, circular y 100% reciclable de envase a envase.