Viernes, 8 de Marzo de 2019
Cada castellanoleonés recicló 20,6 kilogramos de residuos de envases de vidrio, 78 envases por ciudadano
• El compromiso de los riojanos ha permitido evitar las emisiones de CO2 equivalentes a dar la vuelta al mundo en avión
• Por provincias, Burgos fue la que más recicló con 25,9 kg/hab, por encima de Segovia con 23,5 kg/hab y Palencia con 21,6kg/hab
• El compromiso de los castellanoleoneses ha permitido evitar las emisiones de CO2 equivalentes a dar siete vueltas al mundo en avión
recogida selectiva castilla y león

Valladolid, 8 de marzo de 2019.- Los castellanoleoneses reciclaron 49.557 toneladas de residuos de envases de vidrio a través del contenedor verde en 2018, lo que representa un crecimiento del 2,5% respecto al año anterior. Cada ciudadano recicló 20,6 kilogramos por habitante, lo que equivale a 78 envases por habitante. De esta manera, Castilla y León se convierte en la sexta comunidad más recicladora del ranking estatal, encabezado por Islas Baleares (30kg/hab), Euskadi (27,5 kg/hab), La Rioja (27,5kg/hab), la Comunidad Foral de Navarra (25,9 kg/hab) y Catalunya (21,3 kg/hab).
 
Adicionalmente, Ecovidrio gestionó en 2018 el reciclaje de 97 toneladas de residuos de envases de vidrio procedentes de varias plantas de residuos urbanos (RU) de la comunidad. La recuperación de envases de vidrio a través de las plantas RU es un proyecto pionero en Europa que permite reciclar los envases que el ciudadano, incorrectamente, ha tirado a la basura, con el objetivo de evitar que acaben en el vertedero.
 
Por provincias, Burgos fue la que más recicló con 25,9 kg/hab, por encima de Segovia con 23,5 kg/hab y Palencia con 21,6kg/hab.
 
Además, Palencia se sitúa como la séptima mejor capital de provincia del país con un ratio de 21,80kg/hab. Además, las ciudades de Palencia, Burgos, León, Segovia, Valladolid y Soria se encuentran entre las 15 capitales de provincias que más reciclan de todo el país.

 

Un objetivo único: incrementar la tasa de reciclaje de envases de vidrio

 

Contenerización

Con el objetivo de facilitar la labor de reciclaje a los ciudadanos, durante 2018 Ecovidrio ha instalado en Castilla y León más de 466 nuevos contenedores, incrementando el parque en más de un 3% hasta alcanzar los 17.217 iglús. Esta cifra convierte a Castilla y León en la segunda  comunidad mejor contenerizada de España con un iglú verde cada 140 habitantes.
 
Apoyo a la hostelería

La hostelería genera el 50% de los envases de vidrio de un solo uso que se ponen en el mercado, por lo que la contribución del sector es vital para sentar unos principios sólidos de economía circular en Castilla y León. Durante el último año, Ecovidrio ha visitado 2.401 establecimientos para sensibilizar sobre la importancia del reciclaje de envases de vidrio y ha entregado 1.605 cubos para facilitar la separación en origen de estos envases.
 
Movilización social, clave para activar la cadena de reciclado

La colaboración ciudadana es clave para activar la cadena de reciclado. Por ello, Ecovidrio desarrolla, en colaboración con las administraciones públicas, iniciativas de sensibilización que movilicen a jóvenes, niños, profesionales de la hostelería y sociedad en general. En 2018, la entidad desarrolló casi 40 campañas de concienciación en Castilla y León. Destaca la exposición ’20 añazos del reciclaje de envases de vidrio’ que tuvo lugar en Valladolid el pasado mes de octubre, con el fin de conmemorar los logros ambientales de las dos últimas décadas y reforzar el compromiso de la sociedad en materia de sostenibilidad.
 
Además, cabe destacar iniciativas como la campaña solidaria ‘Recicla Vidrio por Ellas’, vinculada a la lucha contra el cáncer de mama, o los talleres de Mr. Iglú que la entidad ha realizado en 9 colegios de la comunidad que han permitido sensibilizar a 500 alumnos sobre la importancia del reciclaje.

 

recogida selectiva castilla y león

 

Un pequeño gesto, un gran impacto medioambiental

 

El reciclaje de envases de vidrio es un elemento fundamental para luchar contra el cambio el climático y la sobreexplotación de los recursos naturales. Gracias al reciclaje de envases de vidrio en 2018, los castellanoleoneses han logrado evitar las emisiones de CO2 equivalentes a dar siete vueltas al mundo en avión. Asimismo, ha logrado evitar la extracción de una cantidad de materias primas equivalentes a seis veces el peso de la Torre Eiffel, y ha ahorrado la energía suficiente como para abastecer el consumo eléctrico doméstico de todos los hospitales de España durante cuatro días y medio.

 

El reciclaje de vidrio en España

 

Durante 2018 se reciclaron 893.989 toneladas de residuos de envases de vidrio a través del contenedor verde, una media de 18 kilogramos por habitante y 68 envases por persona. El reciclaje de residuos de envases de vidrio ha batido el récord de crecimiento de la última década, con un incremento del 9%.
 
En 2018 se instalaron 6.873 nuevos contenedores incrementando el parque en un 3% hasta los 225.019. Esta cifra convierte a España en uno de los países mejor contenerizados de Europa con un iglú verde por cada 208 habitantes.
 
El reciclaje a través de contenedor sumado a los residuos reciclados a través de otras fuentes[1] permite estimar una tasa de reciclado de vidrio del 76,4% en 2018, lo que refleja un crecimiento de 3,5 puntos respecto al año anterior. La tasa oficial la publica anualmente el MITECO, el último dato disponible corresponde al año 2016 y se sitúa en 71,8%. Teniendo en cuenta ambas cifras y los métodos de cálculo actuales vigentes[2], España supera en más de 16 puntos las exigencias marcadas por la Unión Europea (60%).

 

[1] Plantas RSU y operadores privados auditados.

[2] Últimos datos oficiales 2016. MITECO obtiene la tasa de reciclado a través de los datos de Ecovidrio, SIGRE y ANFEVI