Jueves, 5 de Marzo de 2020
La recogida selectiva de envases de vidrio, a través del contenedor verde en Cantabria, crece más del 7% en 2019, el mayor incremento de la última década
● Cada cántabro depositó una media de 20,8 kilogramos de vidrio, unos 71 envases por persona
● En un contexto marcado por la emergencia climática, gracias al vidrio reciclado por los cántabros se ha ahorrado la energía equivalente al consumo de todos los hospitales de Cantabria durante dos meses y medio
Resultados de reciclaje de envases de vidrio en Cantabria

Santander, 5 de marzo de 2020.- La recogida selectiva de residuos de envases de vidrio, a través del contenedor verde, alcanzó 12.085 toneladas en Cantabria en 2019, lo que representa un crecimiento de más del 7% respecto al año anterior, y el mayor incremento de la última década. Esto se traduce en que cada ciudadano separó y depositó una media de 20,8 kilogramos de vidrio, unos 71 envases por persona.

Además de la recogida selectiva de envases de vidrio a través del contenedor verde, en 2019 Ecovidrio gestionó la recuperación de 4.546 toneladas de residuos de envases de vidrio procedentes de la planta de tratamiento de Residuos Urbanos (RU) situada en San Bartolomé de Meruelo.

Óscar Acedo, Gerente de Zona de Ecovidrio, destaca: “Los resultados alcanzados en 2019 confirmando la solidez del modelo de reciclaje de residuos de envases de vidrio, así como el alto nivel de sensibilización de los cántabros. Este crecimiento en los datos de recogida debe motivarnos para seguir avanzando y convertir a Cantabria en un referente en economía circular, una meta que solo conseguiremos con la colaboración de todos: ciudadanos, administraciones y el sector hostelero”.

 

Retos ambientales: economía circular y cambio climático

En un contexto marcado por la necesidad de evolucionar hacia un modelo de economía circular y hacer frente a la emergencia climática, el reciclaje de envases de vidrio es un elemento fundamental para evitar emisiones de gases de efecto invernadero y la sobreexplotación de los recursos. Gracias a ello, solo en 2019 se ha logrado:

-       Evitar la emisión de 9.646 toneladas de CO2 equivalentes a retirar más de 4.500 coches de la circulación durante un año

-       Evitar la extracción de 19.957 toneladas de materias primas de la naturaleza equivalentes a 2 veces el peso de la Torre Eiffel

-       Ahorrar 11.878 Mwh de energía equivalente a la consumida por todos los hospitales de Cantabria durante dos meses y medio

 

Apuesta por la hostelería sostenible y la contenerización

La apuesta por la hostelería sostenible ha sido un factor clave para incrementar los resultados de recogida de envases de vidrio. Durante 2019, Ecovidrio ha visitado cerca de 500 establecimientos para fomentar el reciclado en este canal que genera el 52% de los envases de vidrio de un solo uso que se ponen en el mercado. Así mismo Ecovidrio, ha trabajado en planes especiales de refuerzo estacional como la campaña “Movimiento Bandera Verdes”, iniciativa que persigue sensibilizar a los hosteleros sobre el reciclaje de vidrio durante la época estival y que ha contado con la participación de más de 200 establecimientos cántabros.

Además, el compromiso compartido entre la administración y Ecovidrio por la sostenibilidad del sector ha permitido que en la actualidad esté operativo el servicio de recogida ‘puerta a puerta’ para la hostelería en la ciudad de Santander, Santillana del Mar y Arnuero, que cuenta con más de 400 establecimientos adheridos. Se trata de un servicio que permite la recogida de residuos de envases de vidrio en zonas con alta densidad hostelera y de difícil acceso, como es el caso de los cascos históricos de las ciudades.

Con el objetivo de facilitar la labor de reciclaje a los ciudadanos, Cantabria cuenta con un parque de contenedores de 3.783 iglús, lo que significa que hay un contenedor por cada 154 habitantes. Esta cifra posiciona a Cantabria por encima de la media nacional, que se sitúa en un contenedor por cada 204 habitantes.

 

Movilización ciudadana

La colaboración ciudadana es clave para activar la cadena de reciclado. Por ello, Ecovidrio desarrolla, en colaboración con las administraciones públicas, iniciativas de sensibilización que movilicen a jóvenes, niños, profesionales de la hostelería y sociedad en general.

En 2019, la entidad ha llevado a cabo varias campañas de sensibilización en Cantabria. Entre otras, la colaboración con el Real Racing Club para concienciar sobre el reciclaje de envases vidrio a los aficionados del equipo y a la población general. Además, en colaboración con el Gobierno de Cantabria y dieciocho ayuntamientos cántabros, se ha puesto en marcha la campaña ‘El Contenedor de Oro’, una competición que premia el compromiso de los municipios con el reciclaje del vidrio. La iniciativa tiene como objetivo incrementar la tasa de reciclaje de vidrio en las localidades participantes, así como poner en valor los beneficios ambientales, sociales y económicos del reciclaje. También destaca la campaña ‘Recicla vidrio y pedalea’ por una Vuelta Ciclista más sostenible.

 

El reciclaje de envases de vidrio en España

Durante 2019 se recogieron de forma selectiva 896.450 toneladas de residuos de envases de vidrio a través del contenedor verde, una media de 19 kilogramos por habitante y 66 envases por persona. Esta cifra representa un incremento del 30% en los últimos cinco años.

En la actualidad, en España existen 230.950 contenedores para el reciclado de envases de vidrio y solo en 2019 Ecovidrio instaló 5.873 iglús nuevos. Así pues, la media nacional se sitúa en 1 contenedor por cada 204 habitantes, uno de los mejores datos a nivel europeo.

La tasa de reciclado de residuos de envases de vidrio actual se sitúa en 72,2%, según el dato oficial elaborado por MITECO correspondiente al año 2017. 

Ecovidrio ha establecido un Plan Estratégico con un objetivo claro: reciclar el 85% de los envases de vidrio en 2025 para convertir a España en un referente en materia de reciclado y sostenibilidad.

Entre las medidas contempladas en el plan destacan el impulso de iniciativas legislativas (obligatoriedad de separar en origen y canon al vertido) que mejoren la recogida selectiva de envases de vidrio, ampliación del parque de contenedores, la dotación de medios especiales y la puesta en marcha de planes específicos para los profesionales de la hostelería, así como la activación de proyectos integrales en zonas con mayor potencial de crecimiento.